Observación astronómica en Copiapó

La región de Copiapó en particular y toda la región de Atamaca en general, son excelentes opciones para la observación astronómica, no solo por su ubicación en el hemisferio que da la gran oportunidad de observar cielos variados, sino por la poca contaminación lumínica e incluso radioeléctrica, que tiene la mayor parte de la zona.

La observación astronómica es una actividad en la cual se busca involucrar a los copiapinos desde su juventud, por lo que las charlas y el adiestramiento básico se les comienza a dar desde los centros educativos. También se orienta a profesores sobre los conocimientos básicos de la observación de los cielos, para que los mismos sirvan como efecto multiplicador y cada vez haya más interesados en esta disciplina en donde Chile es una potencia.

El desierto de Atacama en general es uno de los puntos en el planeta desde donde mejor se puede desarrollar la ciencia de la astronomía. Esta afirmación cobra mayor relevancia cuando se conoce que de toda la observación hacia los cielos que se da en el planeta Tierra, más del 40% se realiza desde Chile. Y Copiapó tiene mucho que ver con esta realidad. Desde aquí podemos observar lluvia de estrellas, lunas y superlunas, cuadrántidas, eclipses lunares y solares y cientos de constelaciones.

El cielo es una tarima en la cual de manera constante hay eventos naturales que generan la admiración de la población. Algunos pueden ser vistos directamente con los ojos, pero para otros es necesario el uso de artefactos especiales. En ambos casos, la baja nubosidad, los cielos despejados y la baja humedad del aire, permiten que los visitantes no se vayan sin haber presenciado un buen espectáculo natural.

Por todas estas condiciones es que en la zona se instalaron instituciones con los mejores instrumentos para el desarrollo de la astronomía.