Los destinos más buscados por los turistas a la hora de organizar su itinerario de viaje suelen ser la visita a las grandes ciudades. Sin embargo, en Copiapó, Chile, existen razones de sobra para llamar la atención tanto de extranjeros como del creciente turismo interno. Y es un tipo de turismo que es tendencia: El turismo agrícola, minero o agropecuario. En donde los visitantes conocen los procesos de estas actividades económicas.

Copiapó, o Valle de Copiapó, está ubicado en la región de Atacama y es un oasis como los que aparecen en las películas y los dibujos animados. Combina paisajes tan contrastantes como espacios desérticos, con una fauna y flora muy características, con el verdor de un valle rodeado por montañas, que en ocasiones llegan a teñirse de blanco por la nieve.

Actividad minera

Chile es muy conocida por su actividad minera y Copiapó es una de los principales sectores en donde esta actividad económica se desarrolla. Tanto el cobre, como la plata y el oro, son metales que se han extraído de las minas de Copiapó desde la época de la conquista española, incluso para exportarse hacia los mercados vecinos.

Actividad agrícola

Las condiciones climatológicas y geográficas determinan las características de la agricultura de una zona. En el caso de Copiapó en donde se puede ver tierra cubierta de nieve, pero también se aprecia tierra marrón y fértil, el suelo es óptimo para el cultivo de la uva. Pues Copiapó es uno de los principales centros chilenos de producción de uva, la cual es utilizada en otras regiones para la elaboración del vino.

Las uvas de Copiapó son exportadas como fruta a los grandes mercados internacionales. De esta forma, en Europa y Norteamérica llegan los productos de la tierra de Copiapó.

Ante la disminución de la principal actividad económica de la región – la minería- comienzan a sumarse intentos de cultivo de más productos agrícolas. Entre estos están la quinoa, el arándano y las tunas.