Casinos en Copiapó

El mundo de las apuestas deportivas y los juegos de apuestas y al azar en Copiapó tienen la misma regulación que en el resto del país. Es decir, están permitidas pero bajo ciertas limitaciones. La idea fundamental en el caso de las apuestas en Chile, es que fomenten el turismo internacional, por lo que se beneficia el otorgamiento de permisos a establecimientos que funcionen como hoteles o restaurantes a partir de cierta categoría.

Dicha normativa busca que los ciudadanos locales no vean en las apuestas una actividad que puedan practicar de manera cotidiana, trayendo las posteriores consecuencias nefastas que la ludopatía trae. Aun cuando cada establecimiento debe hacer por escrito la respectiva advertencia a la adicción, además hay grupos de ayuda para ludópatas -que funciona de manera internacional como los grupos de ayuda a alcohólicos-, el Estado hace uso de herramientas legales para proteger la salud colectiva.

La no prohibición total de los centros de apuestas y juegos de envite y azar no se declara, porque es conocida la gran ganancia generada a partir de esta actividad, y en el caso de la negativa total el estado estaría imposibilitado de recibir los altos impuestos que ésta genera.

La normativa establece que la operación de máquinas traganíqueles y otros juegos de mesa está prohibida en ciertos lugares como los cafés, pero siempre tendrá la opción de sentarse mientras pide un buen café y visitar River Belle App desde su teléfono móvil inteligente y pasar un rato invirtiendo en alguno de los cientos de juegos en línea disponibles. Las tradicionales tragamonedas, póker, ruleta y hasta apuestas en eventos deportivos podrán realizarse mientras su taza queda vacía.

A fin de proteger especialmente a los más vulnerables de la sociedad, es decir, la población infantil, la normativa general establece que en ningún caso los centros de juego podrán funcionar en locales que estén cerca de centros educativos.